El Servicio Nacional de Derechos Intelectuales (SENADI) expidió el Reglamento de funcionamiento y ejercicio de las competencias del órgano colegiado de derechos intelectuales[1]. Este Reglamento es aplicable a todas las personas que desarrollen actividades relacionadas con la gestión de los conocimientos que interpongan recursos y acciones administrativas ante este cuerpo colegiado.

De manera general, el Reglamento regula la conformación, funciones y ejercicio de las competencias del Órgano Colegiado de Derechos Intelectuales. Entre los aspectos más importantes establecidos en el Reglamento están los siguientes:

  • Los actos administrativos o resoluciones que producen efectos jurídicos individuales o generales en lo relacionado con la adquisición, extinción, y ejercicio de los derechos intelectuales, expedidos por el Servicio Nacional de Derechos Intelectuales SENADI, serán susceptibles de impugnación en sede administrativa.
  • Los actos administrativos que se expidan en el ejercicio de las competencias y atribuciones administrativas no relacionadas con la adquisición, ejercicio y extinción de los derechos intelectuales se impugnarán ante la máxima autoridad.
  • Los actos administrativos expedidos por la máxima autoridad del SENADI no serán susceptibles de ningún recurso en sede administrativa.
  • Los actos de simple administración o de trámite por su naturaleza no son propiamente impugnables.
  • Cuando se haya determinado la existencia de una infracción y se haya impuesto una sanción de conformidad con la Ley, la resolución de la impugnación no podrá agravar la situación de la persona sancionada.
  • No se aceptarán incidentes de ninguna naturaleza dentro de la tramitación de un recurso administrativo, con excepción de la recusación o excusa.
  • Los tribunales del Órgano Colegiado de Derechos Intelectuales pueden convocar a las audiencias que se requieran para garantizar la inmediación en el procedimiento administrativo, de oficio o a petición de la persona interesada.
  • Se prevén los siguientes recursos administrativos en materia de derechos intelectuales:
    • Apelación
    • Extraordinario de revisión.
  • Los recursos administrativos se concederán en los siguientes efectos:
    • Devolutivo: La interposición de los recursos administrativos conlleva la obligación del órgano administrativo competente de resolver sobre el fondo del asunto sometido a su conocimiento, y de devolver el expediente al órgano administrativo competente para la ejecución de lo resuelto.
    • Suspensivo: La interposición de recursos administrativos de apelación en sede administrativa conlleva la suspensión en la ejecución del acto administrativo o resolución impugnada.
  • El Órgano Colegiado de Derechos Intelectuales tramitará y resolverá las solicitudes de cancelación por falta de uso, notoriedad, genericidad y demás establecidas en la normativa, debidamente fundamentadas, planteadas en contra de la concesión o de los registros de los derechos de propiedad industrial y obtenciones vegetales.
  • Le corresponde al Órgano Colegiado en materia de Derechos Intelectuales declarar la nulidad del registro de un derecho de propiedad industrial o del derecho de obtentor.
  • El Pleno del Órgano Colegiado de Derechos Intelectuales realizará un repertorio de la casuística administrativa sometida a su conocimiento.

[1] Resolución No. 002-2018-DG-NT-SENADI, publicada en el Registro Oficial No. 299 de 6 de agosto de 2018

Advertencia: El boletín de Pérez Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.