La Superintendencia de Compañía, Valores y Seguros emitió el Reglamento para la determinación y recaudación de contribuciones del ámbito societario[1]. En lo principal, la norma establece:

  • La contribución anual que debe ser pagada por las compañías nacionales, las sucursales de compañías u otras empresas extranjeras organizadas como personas jurídicas, y las asociaciones y consorcios que formen entre sí o con compañías nacionales sujetas a vigilancia y control de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, será fijada anualmente por la Superintendencia sobre la base de sus activos reales que constaren en sus estados financieros y anexos.
  • Los estados financieros y sus anexos deben presentarse electrónicamente. A partir del año 2014 se considera que se ha cumplido con la obligación de presentar Estado de Situación Financiera y Estado de Resultado Integral Individuales con la presentación anual del Formulario 101 en el Servicio de Rentas Internas.
  • La contribución anual es calculada respecto del monto de los activos reales que constaren en el balance general o en el estado de situación del ejercicio económico inmediato anterior.
    • Se consideran activos reales a los bienes tangibles e intangibles, que representan el conjunto de bienes, valores y derechos de una compañía, respecto de los cuales tenga el dominio y administración, aun cuando no sean de su propiedad exclusiva.
    • Para determinar el monto de los activos reales se restarán los valores correspondientes a las provisiones para cuentas incobrables, las depreciaciones acumuladas de activos fijos y las amortizaciones acumuladas de activos diferidos.
    • Las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores y las pérdidas del ejercicio corriente deberán considerarse dentro de las cuentas que forman el capital contable (patrimonio) con su propio signo.
    • El monto de los activos reales de las sucursales de compañías u otras empresas extranjeras se determinará en relación con los activos reales situados dentro del territorio nacional.
  • Las compañías obligadas a elaborar estados financieros consolidados los presentarán vía electrónica dentro del primer cuatrimestre del año y pagarán la contribución sobre el total de los activos que se reflejaren en los estados financieros consolidados.
  • Para el caso de los consorcios y las asociaciones, la contribución se calculará tomando como base los activos reales del consorcio o de la asociación, debiendo deducir de su monto total, el valor de las aportaciones hechas por las compañías asociadas.
  • Las compañías que hayan adoptado la decisión de integrarse como grupo económico empresarial, mantendrán estados financieros individuales para fines de control, distribución de utilidades y pagos de impuestos fiscales, pero podrán, a efectos de omitir duplicidad de trámites o procesos administrativos, requerir a la Superintendencia que se genere la contribución tomando en cuenta el balance consolidado.
  • Cuando no se hayan presentado los estados financieros y no se dispusiere de información sobre el monto de sus activos reales, la Superintendencia podrá determinar el valor de la contribución hasta por dos años consecutivos, en base a los activos reales que constaren en el último balance presentado. Si no hubiere recibido ningún balance o estado de situación anterior, podrá determinar las contribuciones con base en el activo de constitución (capital suscrito).
  • En caso de no estar de acuerdo con la determinación, corresponderá a los contribuyentes demostrar el monto correcto de sus activos reales.
  • Se podrán cancelar la contribución en 2 cuotas, la primera hasta el 30 de septiembre y la segunda hasta el 31 de diciembre, sin que se genere interés o recargo alguno. En caso de no cumplimiento con estos plazos, los pagos tardíos generarán intereses. *
  • Las compañías pagarán la contribución a partir del año siguiente al de su constitución.
  • Cuando un sujeto pasivo resolviere realizar algún acto societario que requiera aprobación de la Superintendencia, previamente deberá pagar la totalidad de las contribuciones, intereses y multas si los hubiere, hasta el año calendario en que se perfeccione el nuevo acto jurídico societario.
  • Las deudas por concepto de contribuciones se compensarán, total o parcialmente, de oficio o a petición de parte, con créditos líquidos por contribuciones pagadas en exceso. Al momento de registrarse un nuevo débito, a través del sistema de contribuciones, se actualizará el saldo del contribuyente.

La Resolución establece, además, el procedimiento para reclamos y solicitudes, así como recursos que pueden ser presentados.

[1] Resolución No. SCVS-INC-DNCDN-2018-0031, publicada en el Registro Oficial No. 326 de 13 de septiembre de 2018

Advertencia: El boletín de Pérez Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.