En diciembre de 2017 y agosto de 2018 se publicaron importantes reformas tributarias mediante la emisión de la Ley Orgánica para la Reactivación de la Economía, Fortalecimiento de la Dolarización y Modernización de la Gestión Financiera y su Reglamento, respectivamente, que afectarán a la conciliación contable tributaria del año 2018.

Entre los principales aspectos que deberán ser considerados están los siguientes:

Tarifa de Impuesto a la Renta:

La tarifa del impuesto a la renta ha sido incrementada en tres puntos porcentuales, por lo que a partir del año 2018 las sociedades en general aplicarán la tarifa del 25% de impuesto a la renta.

¿Cuándo deben las empresas aplicar la tarifa del 28% para la declaración del año 2018?

Reinversión de Utilidades:

A partir del año 2018 la reinversión de utilidades ha sido limitada a tres sectores exclusivamente señalados en la Ley, por lo que las sociedades deberán revisar si se encuentran dentro de dichos sectores a fin de aplicar este beneficio; caso contrario deberán aplicar la tarifa general.

¿Conoce usted si su compañía se encuentra entre los sectores beneficiados y los requisitos a cumplir?

Anticipo de impuesto a la renta:

A partir del año 2018 el anticipo de impuesto a la renta no se considerará como pago mínimo.

¿Cómo deben liquidar las compañías el anticipo del año 2018 en la declaración de impuesto a la renta? ¿Si el anticipo excediere el impuesto causado, la sociedad podría generar un saldo a favor sujeto a reclamo?

Deducciones Especiales:

A partir del 2018, existe un beneficio tributario para las empresas que adquieran bienes o servicios a organizaciones de la economía popular y solidaria que califiquen como microempresas.

¿Conoce usted cuál es el beneficio al que podría acceder y cuáles son los requisitos que debe cumplir?

Jubilación Patronal:

A partir del año 2018 la provisión por jubilación patronal y desahucio deberán ser consideradas como no deducibles en su totalidad; no obstante, la norma incluye la posibilidad de reportar esta diferencia como temporal y por tanto generar un activo por impuesto diferido, mismo que será utilizado como beneficio únicamente al momento en que se produzca el pago efectivo de estos rubros.

Adicionalmente, a partir del 2018, la norma permite considerar como no sujetos al impuesto a la renta aquellos ingresos que se generen en la reversión de provisiones por jubilación patronal que no hubieren sido utilizadas.

¿Conoce usted los requisitos y la información con la que debe contar para reportar estas reversiones como un ingreso no sujeto a impuesto a la renta?

Advertencia: El boletín de Pérez Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.