La Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros emitió la norma para el ejercicio de las actividades de asesores productores de seguros, intermediarios de reaseguros, y peritos de seguros[1]. En lo principal, la Resolución establece:

  • Los intermediarios de reaseguros, los peritos de seguros y los asesores productores de seguros, están obligados a obtener una credencial o autorización ante la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros a efectos de desarrollar sus actividades.
  • Las personas jurídicas deben contar con al menos un responsable técnico con credenciales en los ramos en que operan.
  • Las credenciales deberán ser renovadas en caso de que la Superintendencia lo disponga mediante convocatoria general.
  • Las personas naturales y jurídicas que hubieren obtenido sus credenciales antes de la vigencia del presente reglamento y se encontraren vigentes a la fecha de publicación de esta norma, pasarán a formar parte del Registro de Entidades del Sistema de Seguros Privado de manera automática, con la única obligación de actualizar sus datos.

Productores de seguros

  • No podrán ser asesores productores de seguros, ni responsables técnicos, representantes legales o convencionales, administradores, funcionarios o empleados de las personas jurídicas asesoras productoras de seguros:
    • Los contralores de instituciones del sistema financiero, así como los directores, representantes legales, apoderados, asesores, gerentes, comisarios, auditores internos o responsables técnicos de entidades pertenecientes al sistema de seguros privados y de empresas de salud prepagada;
    • Los peritos de seguros personas naturales;
    • Los auditores externos calificados por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, así como sus administradores y dependientes;
    • Los que no tengan domicilio tributario en el Ecuador;
    • Los intermediarios de Reaseguros;
    • Los profesionales calificados para prestar servicios actuariales en compañías de seguros y de financiamiento integral de salud prepagada, ni sus administradores o dependientes en caso de ser personas jurídicas.

Intermediarios de reaseguros

  • No podrán actuar como intermediarios de reaseguros, ni como sus representantes legales, administradores, funcionarios, responsables técnicos o empleados:
    • Los directores, representantes legales, apoderados, asesores, gerentes, comisarios, auditores internos y contralores de instituciones financieras, empresas de seguros, compañías de reaseguros, peritos de seguros, agencias asesoras productoras de seguros y de empresas de salud prepagada y otros intermediarios de reaseguros;
    • Los peritos de seguros, y, en el caso de las personas jurídicas, sus administradores, representantes legales o convencionales, funcionarios o empleados;
    • Los auditores externos calificados por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros;
    • Los que no tengan domicilio tributario en el Ecuador;

Peritos de Seguros

  • Los peritos de seguros personas jurídicas tendrán objeto social único, por lo que no podrán dedicarse a otra actividad.
  • Sus representantes legales o convencionales, administradores, responsables técnicos, funcionarios o empleados, así como los peritos personas naturales, no podrán ejercer las siguientes actividades:
    • La de asesores productores de seguros, ni ser su empleado, funcionario, administrador, ni representante legal o convencional;
    • La de administradores, representantes legales, apoderados o empleados de empresas de seguros, compañías de reaseguros o intermediarios de reaseguros;
    • Participar directa o indirectamente en la propiedad de las empresas de seguros, compañías de reaseguros, asesores productores de seguros e intermediarios de reaseguros, en el capital de la respectiva entidad;
    • Ser servidores o empleados de los organismos de control del sector asegurador;
    • Intervenir como inspectores de riegos o ajustadores de siniestros en casos en que tengan conflicto de interés;
    • Ejercer otro oficio o profesión, cuando las regulaciones atinentes a aquéllas prohíban el ejercicio de otras actividades.

La Resolución establece las obligaciones y funciones para cada una de las ramas de actividad señalada. Señala también que, en caso de incumplimientos a la normativa, le corresponde a la Superintendencia imponer las sanciones administrativas de acuerdo a la gravedad de la falta. Establece además, el procedimiento, condiciones y plazos para renovación de la credencial en casos de que se haya sancionado con su retiro.

[1] Resolución No. SCVS-INVS-2018-0024, publicada en el Registro Oficial No. 262 de 14 de junio de 2018.

Advertencia: El boletín de Pérez Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.