A partir del 2013[1] existe en el Ecuador el tramite abreviado de disolución voluntaria, liquidación y solicitud de cancelación como opción para disolver, liquidar y cancelar una compañía que no tenga obligaciones pendientes con terceros.

Para iniciar este trámite es necesario que la Junta General de Socios o Accionistas manifieste su voluntad de disolver y liquidar la compañía solicitando la cancelación de la inscripción en el Registro Mercantil. Los socios o accionistas deben declarar que la compañía no tiene obligaciones pendientes con terceros y que ellos serán solidaria e ilimitadamente responsables, en conjunto con los representantes legales, por las obligaciones de la compañía que omitan reconocer.

La Junta General de accionistas debe nombrar un liquidador; conocer y aprobar el balance final de operaciones con el pasivo debidamente saneado; y, conocer y aprobar el cuadro de la distribución del haber social.

El Acta de Junta General, el balance final de operaciones y el cuadro de distribución del haber social deben constar dentro de una escritura pública que, en por lo menos tres ejemplares, debe presentarse ante la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros junto con la solicitud firmada por el Representante Legal.

Presentados los documentos, la Superintendencia verificará que no existan obligaciones (valores por pagar) con las siguientes instituciones: Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros, Servicio de Rentas Internas, Servicio Nacional de Contratación Pública, Servicio Nacional de Aduana de Ecuador e Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Además, se verificará que la compañía haya cumplido con los contratos que suscribió con entidades del sector público.

Verificada la inexistencia de estos pasivos se emite la resolución aprobatoria, ordenando tres publicaciones del extracto de la resolución para efectos del ejercicio del derecho de oposición de terceros.

Si no se presenta oposición, se emite resolución en la cual se ordena tomar nota marginal en las notarías en donde se constituyó la compañía y se dispone la inscripción en el Registro Mercantil, con lo cual ésta se extingue. De presentarse oposición, en cambio, se inicia un juicio sumario ante el Juez competente del cantón donde la compañía tiene su domicilio.

Es importante mencionar que los socios o accionistas pueden desistir de continuar con el trámite en cualquier momento antes de la inscripción en el Registro Mercantil de la resolución de disolución, liquidación y cancelación de la inscripción de la compañía.

[1] Resolución de la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros No. SC.IJ.DJDL.Q.2013.013.

Advertencia: El boletín de Pérez Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.

Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law
Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law