El 07 de julio del 2017 se promulgó el Código Orgánico Administrativo (COA)[1]. El COA entrará en vigencia luego de transcurridos doce meses contados a partir de su publicación, de conformidad a su disposición final. El COA regula el ejercicio de la función administrativa de los organismos que conforman el sector público, es decir, las entidades enumeradas en el artículo 225 de la Constitución de la República.

El COA contiene 344 artículos, 5 disposiciones generales, 11 disposiciones transitorias, 7 disposiciones reformatorias, 9 disposiciones derogatorias y una disposición final.  Este cuerpo legal trae un sinnúmero de cambios en el área del Derecho Administrativo ecuatoriano, de los cuales enunciaremos 10 de aquellos considerados de mayor relevancia:

1.- Los únicos recursos administrativos que reconoce el COA son el de apelación y el extraordinario de revisión.

2.- Los términos para interponer los recursos administrativos se reducen en el COA, en comparación con los reconocidos en la normativa vigente.

3.- Las disposiciones del COA aplican también a la Contraloría General del Estado, con excepción de las del libro segundo.

4.- La notificación electrónica, para efectos del COA, se consideran como una notificación en persona.

5.- Se faculta al Consejo de la Judicatura a reorganizar los Tribunales Contencioso Administrativos como unipersonales.

6.- La administración pública institucional desaparece en el COA.

7.- En recursos administrativos existen dos casos de silencio administrativo negativo.

8.- Las administraciones públicas están obligadas a corregir errores u omisiones de derecho en las solicitudes administrativas.

9.- Si se solicitan facilidades de pago, se requiere pagar inmediatamente el 20 por ciento de la deuda al Estado.

10.- Los procedimientos administrativos iniciados de oficio caducan después de dos meses de fenecido el término para resolver.

[1] Ley No. 0. Registro Oficial Suplemento 31.

Advertencia: El boletín de Pérez, Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.