¿Es posible asegurar cualquier vida o bien? El principal propósito de un contrato de seguro es transferir el riesgo y mitigar la incertidumbre. Esto tiene importantes aplicaciones en el ámbito comercial y también en el familiar. Para que un contrato de seguro sea válido debe contener algunos elementos esenciales –cuya falta es causal de nulidad absoluta- entre los cuales se encuentra el interés asegurable.

Este concepto no es nuevo, de hecho tiene varios siglos, y se lo recogió formalmente en la legislación inglesa en 1774[1] como respuesta a la práctica de asegurar la vida de otras personas o eventos –usualmente personas públicas o viajes navieros- en donde el asegurado no tenía interés alguno, pero podía cobrar a través de una póliza lo que en realidad era una apuesta, un tipo de “juego malicioso”.[2]

En términos generales, el interés asegurable implica que el asegurado tenga un interés en aquello que se asegura; por ejemplo, se beneficia de la no ocurrencia de un siniestro. Su aplicación variará dependiendo del tipo de seguro y del carácter indemnizatorio o de contingencia de la póliza (e.g. si se trata de un seguro de vida, de daños, de responsabilidad frente a terceros, etc.).

A pesar de ser de gran importancia en la validez del contrato de seguro, el interés asegurable ha sido poco mencionado por la jurisprudencia ecuatoriana y existe una casi nula discusión sobre el tema a nivel local. El concepto de interés asegurable fue incorporado en el Código de Comercio por el Decreto Supremo de la Junta Militar de Gobierno No. 1147 de 29 noviembre de 1963.

La legislación ecuatoriana desarrolla el concepto diferenciando los seguros de daños y de personas. En los primeros, por ejemplo, exige la existencia del interés desde la fecha en la que el asegurador asume el riesgo hasta la del siniestro, y expresamente prohíbe que estos sean fuente de enriquecimiento. En los segundos, se establece que toda persona tiene interés asegurable en su propia vida, en la de las personas a quienes pueda reclamar alimentos, y en la de aquellas cuya muerte puede suponer un perjuicio económico.[3]

Si bien las cortes, principalmente en jurisdicciones de Common Law, han tratado extensamente la naturaleza del interés asegurable: cuándo debe existir y ser exigible, en qué tipo de pólizas, etc., y han resuelto casos complejos en donde se consideran aún más variables: cuando el riesgo es reasegurado, intervienen terceros, etc.; todavía existe un importante debate respecto a la necesidad actual del interés asegurable como requisito del contrato de seguro. En Reino Unido, por ejemplo, se lo mantiene pero con interesantes propuestas de cambio, como asegurar la vida de personas en donde no necesariamente pueda demostrarse un perjuicio económico, pero donde existe una afección natural; en Australia, por otro lado, el interés asegurable ya ha dejado de ser un requisito.

El debate sobre la necesidad del interés asegurable es solo una de muchas discusiones que en materia de seguros se da a nivel mundial. Ante todo, es crucial tener presente que la legislación de cada país debe responder a su realidad económica y social y, por supuesto, considerar elementos de interés público. Esto no quiere decir, sin embargo, que las normas no deban ajustarse eventualmente a los contextos y demandas actuales de la sociedad.

[1] Life Assurance Act 1774.

[2] Preámbulo Life Assurance Act – 1774: “Considerando que, por experiencia, se ha hallado que el establecer seguros sobre las vidas u otros hechos en los que los asegurados no tiene injerencia alguna, ha dado por resultado un tipo de jugada maliciosa”.

[3] Ver, Código de Comercio y la Codificación de Resoluciones de la Superintendencia de Bancos. Concretamente se lo define como el “[r]equisito que debe concurrir en quien desee la cobertura de determinado riesgo, reflejado en su deseo de que el siniestro no se produzca, ya que a consecuencia de él se originaría un perjuicio para su patrimonio”.

Advertencia: El boletín de Pérez, Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.

Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law
Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law