El IVA es un impuesto pagado por el consumidor final de determinados bienes y servicios. Se denomina “impuesto al valor agregado”, pues grava únicamente el valor que se agrega en cada fase dentro del proceso de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios.

En el Ecuador, este impuesto tiene una tarifa general del 12% que se aplica sobre el valor de la transferencia de dominio, importación de bienes o prestación de servicios. Excepcionalmente, se grava con tarifa 0% a ciertos productos o servicios señalados en la ley, principalmente productos de primera necesidad, medicamentos, energía eléctrica, entre otros.

Los fabricantes, comercializadores y distribuidores son los responsables de liquidar y pagar a la Administración Tributaria la diferencia entre el IVA pagado por los consumidores finales de sus productos y servicios, y el IVA que ellos a su vez pagaron en la compra de insumos y materia prima utilizados para producirlos.

En cada fase de la cadena productiva, el sujeto pasivo paga a su antecesor (a la persona de la cual adquiere bienes o servicios) el impuesto facturado, y a su vez percibe de su sucesor (a quien transfiere bienes o servicios) el correspondiente tributo, siendo finalmente el consumidor final quien soporta la carga económica del impuesto. La diferencia entre el IVA percibido en ventas y el IVA pagado en compras, se denomina crédito tributario. Si el IVA pagado en compras es mayor al IVA percibido en ventas, el sujeto pasivo debe registrar una cuenta por cobrar al Fisco; si por el contrario, el IVA recibido por ventas es superior al IVA pagado en compras, se debe pagar la diferencia a la Administración Tributaria.

El IVA es un impuesto aplicable a todos los ecuatorianos y los extranjeros que realizan transacciones gravadas dentro del territorio nacional. Sin embargo, se han previsto casos en que el Estado devuelve el IVA pagado, con el objeto de disminuir el costo de los productos o los servicios, y hacerlos más competitivos. Este es el caso, por ejemplo, de los exportadores a quienes se les devuelve el IVA con el propósito de que sus productos no se encarezcan en el mercado internacional; asimismo, se incluyen dentro de esta categoría de beneficiarios a los turistas extranjeros, a quienes desde hace poco tiempo y bajo ciertas condiciones, el SRI les devuelve el valor del IVA pagado localmente.

En otras entregas de este boletín, profundizaremos en el análisis de este importante impuesto, que produce la mayor cantidad de recaudación en Ecuador.

Advertencia: El boletín de Pérez, Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.

Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law
Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law