De acuerdo con nuestras leyes laborales, los Inspectores del Trabajo pueden, en cualquier momento, ingresar a establecimientos o empresas con la finalidad de verificar el cumplimiento de la normativa en materia laboral. Esta visita del Inspector del Trabajo puede incluir la revisión de documentación, la verificación del estado de las instalaciones e incluso la recepción de los testimonios de los trabajadores.

Es usual que en estas diligencias, los Inspectores del Trabajo soliciten al empleador información y documentación como la siguiente:

  1. Nómina de trabajadores y la planilla de aportes al IESS.
  2. Soporte del pago de horas extras.
  3. Contratos de trabajo debidamente registrados.
  4. Formularios que evidencien el pago de las decimotercera y decimocuarta remuneraciones.
  5. Formulario que evidencie el pago de la participación laboral en las utilidades.
  6. Contratos de trabajo de personal con discapacidad y trabajadores sociales.
  7. Reglamento Interno de Trabajo aprobado.
  8. Reglamento de Seguridad y Salud en el Trabajo aprobado y vigente.
  9. Contratos con proveedores de actividades complementarias (alimentación, limpieza, mensajería, seguridad y vigilancia).
  10. En caso de que existan horarios rotativos, la aprobación de dichos horarios.
  11. Evidencia del cumplimiento de las regulaciones en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo, que puede consistir en la exhibición de documentación que acredite la existencia del Técnico o Responsable de Seguridad y Salud, la existencia de la Unidad de Seguridad y Salud, la constitución y funcionamiento del Comité Bipartito de Seguridad y Salud en el Trabajo, el resultado de la auto evaluación del Sistema Nacional de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales (SOP) y la prestación del servicio de medicina ocupacional.

Conocer la lista de requisitos que los Inspectores revisan es el primer paso para estar preparado. En caso de que sea imposible satisfacer todos los requisitos vistos anteriormente, con debida asesoría se puede pedir al Inspector que conceda un plazo razonable para la presentación de la documentación e información requerida. La capacidad de reaccionar apropiadamente surge entonces de una mezcla entre prevención, orden y asesoramiento sobre nuestras normas y nuestras obligaciones.

Advertencia: El boletín de Pérez, Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.