El Ministerio del Ambiente reformó el Reglamento ambiental de actividades mineras[1]. Entre las principales disposiciones de la reforma están:

  • Certificado de intersección: el titular minero deberá obtener el Certificado de Intersección para verificación de afectación con relación al Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Bosques y Vegetación Protectores, Patrimonio Forestal del Estado u otras áreas de conservación declaradas por la Autoridad Ambiental Nacional.
    • Si hay alguna afectación, la actividad extractiva está prohibida a menos que exista declaratoria de interés nacional conforme lo establece la Constitución.
    • Si el derecho minero interfiere con Bosques y Vegetación Protectores o el Patrimonio Forestal del Estado, el Titular Minero solicitará la certificación de viabilidad ambiental calificada con el informe de factibilidad del derecho minero previo al inicio del proceso de Licenciamiento Ambiental.
  • Actualización del Certificado de Intersección: únicamente la Autoridad Ambiental de oficio o a petición del Titular Minero, podrá actualizar el certificado de Intersección debido a inconsistencias técnicas.
  • Participación Social: Los mecanismos de participación social en la socialización del proyecto se definirán considerando el nivel de impacto y riesgo ambiental y el nivel de conflictividad identificado.
  • Información cartográfica en Estudios Ambientales: Para todo estudio ambiental de minería, el titular remitirá la información cartográfica básica y temática en formato digital e impreso. El Acuerdo establece el formato para su elaboración.
  • Licencia ambiental:
    • Cuando el Titular Minero cuente con pronunciamiento favorable a un Estudio Ambiental y en el término de un año no remita la documentación necesaria para la emisión de la Licencia Ambiental, se podrá solicitar la actualización del Plan de Manejo Ambiental.
    • Deberá detallarse en la Resolución de la Licencia Ambiental las condiciones a las que se someterá el derecho minero, durante todas las fases del mismo, las facultades legales y reglamentarias para su ejecución; así como la referencia de la vigencia de derechos mineros, titulo minero o permiso otorgados.

Registro Ambiental: 

  • Certificado Ambiental: Para el período de exploración inicial la Autoridad Ambiental Nacional, a través del Sistema Único de Información Ambiental, otorgará automáticamente el Certificado Ambiental. Si se determina que la información presentada no es veraz o es inexacta, o que el plan de manejo ambiental no es acorde a la actividad minera, la Autoridad Ambiental podrá resolver la nulidad o revocatoria del registro ambiental.
  • Monitoreo ambiental interno: los titulares mineros deberán realizar el monitoreo ambiental interno de las medidas establecidas en el plan de manejo ambiental aprobado, principalmente de sus emisiones a la atmósfera, descargas líquidas y sólidas, rehabilitación de áreas afectadas, estabilidad de piscinas o tranques de relaves y escombreras, así como también, monitoreo de remediación de suelos contaminados. Presentarán informes de monitoreo y seguimiento a las medidas ambientales del plan de manejo ambiental aprobado, de acuerdo al tipo de minería a que realicen.
  • Cambio de fase de actividad minera: para el caso de cambio de fase de exploración inicial avanzada, el titular minero deberá notificar a las Autoridad Ambiental competente, la misma que a través de una inspección de campo verificará la situación real de la actividad minera y definirá los mecanismos de control ambiental a ser presentados.
  • Ejecución de calicatas, trincheras, perforaciones y galerías exploratorias.- se determinará el número y profundidad de calicatas, trincheras, perforaciones y galerías exploratorias, que permitan obtener la información técnica para definir el cuerpo mineralizado, luego las calicatas, trincheras, plataformas de perforación y galerías exploratorias deberán ser rehabilitadas y cerradas procurando mantener la estructura original del sustrato de manera que garantice la revegetación del suelo; excepto, en caso que vayan a ser utilizadas en las fases subsecuentes.
  • Responsabilidad actividades ajenas: Los titulares de derechos mineros no tendrán responsabilidad respecto de daños ambientales generados por otras actividades ajenas a sus labores mineras siempre que demuestren documentada y técnicamente que dichos daños no fueron provocados por ellos.
  • Modificaciones de cursos de agua: Si el proyecto minero requiere el desvío, trasvase, embalse, o cualquier modificación del curso natural de los cuerpos hídricos, se solicitará el pronunciamiento de la Autoridad Única del Agua, dicho pronunciamiento será acogido dentro de la evaluación ambiental.
  • Calificación de daño ambiental: La Autoridad Ambiental, de manera exclusiva, será quien califique el daño ambiental, con base a la información técnica y observaciones sobre el área afectada. En caso de verificarse la existencia de daño ambiental se procederá de acuerdo a lo establecido en el Art. 58 del presente reglamento.
  • Cierre definitivo y abandono de área: previo a la finalización prevista del proyecto en sus fases de explotación, beneficio, fundición, o refinación el titular minero deberá presentar un plan de cierre del proyecto, que incluya la recuperación del sector o área, un plan de verificación de su cumplimiento, los impactos ambientales y sociales, un plan de compensación y las garantías aplicables; así como un plan de incorporación a nuevas formas de desarrollo sustentable. Este plan deberá será aprobado por la Autoridad Ambiental Nacional.

[1] Acuerdo Ministerial No. 69 del Ministerio del Ambiente – Registro Oficial 795 de 12 de julio de 2016

Advertencia: El boletín de Pérez, Bustamante & Ponce no es ni podrá ser usado como asesoría u opinión legal, en vista de que se trata de un documento puramente informativo.