Segunda parte: Los delitos informáticos prosperan desmesuradamente cada año

En la actualidad los avances tecnológicos son tan rápidos, que da la sensación que las normas no llegan a ser suficientes ante esos constantes cambios y que no hay una suficiente proyección para el amparo contra ciertas actividades ilegales.

Hoy en día, los legisladores deben estar constantemente actualizados sobre todos los supuestos que pueden ocurrir dentro de la esfera digital, por lo que es necesario preguntarnos qué están haciendo los Estados Latinoamericanos para proteger a sus ciudadanos en dicha dimensionalidad, toda vez que, en la mayoría de las jurisdicciones europeas existe una clara, precisa y detallada normativa en miras de la protección específica de sus ciudadanos como usuarios de internet.

Ahora bien, aparece la inquietud ¿debemos dejar toda la responsabilidad al Estado?, o ¿dejar toda la responsabilidad en el legislador? Hay que estar conscientes, que todo el contenido en internet va a tal velocidad que requiere de un trabajo en equipo.

Por lo que, como conocedora del tema, como profesional, como madre, y como ciudadana, es mi deber alertar a la comunidad, y a ciertos grupos vulnerables sobre ciertas infracciones que hoy en día pueden cometerse en internet.

La principal cuestión es, ¿Cómo evitar ser víctima de infracciones digitales?, la respuesta puede ser simple: estar informado y tener conocimiento. Si no sabemos lo que pasa en el mundo digital, podremos ser presa fácil de ciertos sujetos inescrupulosos que pueden usar esta vía para aprovecharse de usuarios incautos.

El término hacker aparece de un grupo de programadores, conocedores expertos informáticos del Instituto Tecnológico de Massachussetts. Los hackers han ido evolucionando su actuar con el pasar de los años, en los años sesenta aparecen los primeros conocedores informáticos, pasando por lo hardware hackers de los setenta, y la dualidad hacker/cracker de los años noventa.

Actualmente, es importante advertir que uno de los delitos informáticos más comunes son el phishing, y pharming, que mediante técnicas de manipulación informática pide al usuario un rescate económico para restituir los archivos que han sido secuestrados al encriptar su información (ransomware). Incluso, podrían atacar empresas, dejándolas informáticamente inoperativas, infectándolas con virus destructivos con ataques de prohibición de servicio.

Es así como organizaciones criminales usan métodos informáticos delincuenciales (malware) para hacerse fácil con nuestro dinero: es el hacking by dollar.

Es imperativo que todos los que usamos internet conozcamos de este delito para no ser víctimas de este. En el caso de las empresas es recomendable implementar una educación corporativa para evitar estos delitos, que principalmente se dan por desconocimiento.


Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law
Lexmundi Logo - PBP Law
Interlaw Logo - PBP Law
Club de Abogados Logo - PBP Law
Employment Law Alliance Logo - PBP Law
Insuralex Logo - PBP Law
Riela Logo - PBP Law